creencias-limitantes

Creencias que te limitan hacia tu libertad

Primero es importante definir que una creencia es una actitud mental que consiste en la aceptación de una experiencia, una idea o una teoría, considerándose verdadera sin que haya demostraciones argumentales o empíricas. Es decir, es aquello que decidimos creer y afirmar sin que tengamos el conocimiento las evidencias de que sea o pueda ser cierto.

Te quiero compartir 3 creencias que son muy dañinas para tu vida y que no te dejan volar hacia tus anhelos

“Soy muy viejo o muy joven para emprender”

Tener mayor experiencia no te hace viejo. Por el contrario, es una oportunidad para emprender desde el conocimiento que has acumulado durante esos años, seguramente tendrás un círculo profesional y ellos serán tu mejor marco de referencia, incluso pueden convertirse en tus clientes o en tu apoyo profesional. Encontrarás amplias oportunidades gracias a ese camino recorrido.

Por el contrario, si te crees muy joven, te invito a leer historias inspiradoras de emprendedores como Bill Gates y Mark Zuckerberg que desarrollaron sus negocios prácticamente desde la universidad. Ellos son personas con ejemplos reales y que en algún momento decidieron dar el primer paso. La edad no es un factor relevante, lo que necesitas es motivación, disciplina y determinación para hacer lo que otros no se atreven.

“Tengo miedo a fracasar”

El miedo al fracaso es considerado una de las creencias que más limitan el espíritu emprendedor, es normal sentir miedo desde la incertidumbre, pero la diferencia, es la forma cómo lo usas. Según estudios realizados por la revista Harvard Business Review, existen varias fuentes de miedo al fracaso, entre ellas; la seguridad financiera, la capacidad personal/autoestima, la capacidad de la empresa para cumplir su promesa, entre otras.

El emprendedor suele gestionar el miedo a su favor para motivarse, y lo empuja a realizar sus mejores esfuerzos para formarse, actualizarse y convertirlo en su mejor aliado hacia el éxito.

“Es muy arriesgado y necesito un salario mensual”

Todos tenemos compromisos económicos que cumplir y mucho más si estamos en familia, pero, ¿Quién dijo que deberías renunciar a tu trabajo? Es curioso que la mayor parte de los emprendimientos, inician cuando llega el desempleo, pero si decides emprender desde la seguridad y confianza que te da estar trabajando, adelantarás mucho camino. El apoyo de tu círculo familiar es clave y por esto mismo será el gran motivador para avanzar en tu emprendimiento.

Conclusión

Está en tus manos cambiar tu percepción acerca de la realidad, cambia estas creencias limitantes, por unas que te potencian hacia tus metas y sueños.

¿Cuáles creencias te están limitando?

Compartir post

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on print
Share on email

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *